HONORES FÚNEBRES A NUESTRO FUNDADOR DON ENRIQUE VERGARA FLORES Q.E.P.D.

11 de Junio 2018

 

El día 9 de junio de 2018, a las 11 horas, comenzaron las  honras fúnebres de despedida de nuestro querido Fundador don Enrique Vergara Flores QEPD, en que se encontraba presente su señora esposa Marion Schmitd, sus tres hijas, su hijo, doce nietos/as, familiares y amigos; las que fueron presididas el Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa don Denis Cohn Malschafsky y el Director de la Cuarta Compañía Roberto Sepúlveda Toro.

Antes de la ceremonia un grupo musical entonó música clásica acompañó en su despedida a familiares y amigos  en nuestra, mientras la Compañía rendía guardia honor, comenzando por integrantes de la Brigada Juvenil, luego voluntarios activos, a continuación voluntarios honorarios, miembros honorarios del Cuerpo y finalizando por la oficialidad.

El Diacono voluntario señor Javier González Fulle, oficio el responso.

El féretro fue trasladado al la platabanda,  escoltado por el estandarte del Cuerpo y de la Compañía y rodeado por los estandartes de todas las compañías del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa.

En representación del H. Directorio hizo uso de la palabra el Secretario General señor Sergio Gallaguer Godoy.

En representación de la Unidad Simbólica Director Honorario Heberto Valencia Guevara, hizo uso de la palabra el Fundador de la Cuarta Compañía, señor Mario Alvear Torres.

En representación de la Compañía hizo uso de la palabra su Director don Roberto Sepúlveda Toro, cuyo discurso se adjunta.

En representación de la familia, se dirigió a los presentes su hijo don Enrique Vergara Schmidt

Luego las compañías del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, rindieron honores al fallecido y a las autoridades, asimismo, lo hizo la Cuarta Compañía, su brigada juvenil y material mayor, acompañados por la banda de gaiteros Southern Winds.

El féretro transportado por miembros del honorable Directorio fue subido a la carroza fúnebre para dirigirse a su última morada, mientras la sirena de su cuartel lloraba su partida.

Posteriormente sus restos fueron transportados al crematorio del cementerio general, donde se oficio un ceremonia familiar y masónica de despedida.

Palabras Director Cuarta Compañía Roberto Sepulveda Toro, en el Funeral del Fundador de la Cuarta Compañía miembro honorario Enrique Vergara Flores QEPD.

Todos los hijos sabemos que nuestros padres partirán en algún momento, algunos hemos tenido el privilegio de contar con ellos hasta cuando hemos sido adulto, incluso también habiendo sido padres y por tanto aquilatamos y valoramos más su cariño, su entrega, su sacrificio y más aún alcanzamos a compartir con ellos, casi de igual a igual.

Ese privilegio la ha tenido la Cuarta Compañía, al contar con sus Fundadores, así hemos conocido de los detalles de la historia de nuestro nacimiento y desarrollo, nos contaron como nacimos en una sala del cuartel de la Segunda Compañía, como nos cambiamos a las dependencias que dejó la Tercera Compañía en calle Hamburgo, como llegamos a este cuartel, como se construyó y ha crecido. Hemos conocido que los animó a luchar por fundar una nueva compañía, qué buscaban potenciar para lograr aportar al servicio de la comunidad, las batallas que debieron dar y como lograron su objetivo; las anécdotas, vivencias; todo aquello que desde pequeño impregna nuestros corazones, mente y piel al interior de nuestros hogares; al interior de esta familia bomberil ha dado forma a nuestro carácter, ha forjado el ser cuartino, gracias a ellos y quienes continuaron, para nosotros no hay sueño imposible, ser fuertes en lo técnico bomberil es imprescindible; ser competitivos va en la sangre; respetar a nuestros voluntarios antiguos, compartir con ellos y recibir sus enseñanzas, es el sustento de la amistad y unión fundamental para seguir creciendo y mantener su legado.

Hoy despedimos a uno de nuestros queridos Fundadores don Enrique Vergara Flores Q.E.P.D., quien, siendo voluntario de la Segunda Compañía de Ñuñoa, estuvo entre los primeros en conocer y dar forma a la idea de fundar una nueva Compañía. Su primer Secretario y quien luego durante muchos años apoyó el crecimiento de su compañía desde su labor de abogado y Secretario Municipal de Ñuñoa, lo que permitió que esta sala de máquinas creciera y se extendiera a lo que es hoy nuestro cuartel.

Expreso con el mayor afecto y reconocimiento a Marion su señora y cada una de sus hijas, a su hijo, nietas y nietos, el agradecimiento sincero de habernos permitido compartir la vida de su esposo, padre y abuelo, ustedes a través de él son parte de esta familia cuartina, que siempre los acogerá con respeto y cariño.

Hoy ha sido convocado el Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa para despedir a su primera antigüedad, al hombre que aplaudieron de pie el año recién pasado cuando recibió su merecido premio por 70 años de servicios, brindándole un instante de inmensa emoción para él. 

Un lugar destacado de su trayectoria y servicio es haber presidido el Departamento Jurídico de la Institución por décadas y el haber brindado sus servicios profesionales de destacado abogado a la institución y muchas a veces a distintos voluntarios, como parte de su entrega bomberil. Agradecemos la presencia de todos nuestros compañeros de ideal, representados por los miembros del honorable Directorio y por cada uno de ustedes, que, en esas filas, vienen a rendir honores a nuestro Fundador.

La Compañía representó su reconocimiento a Enrique en forma permanente, es así como el 4 de agosto de 1958 le otorgó la calidad de Voluntario Honorario por Servicios Distinguidos y el 4 de agosto de 1972, le entregó el Premio Fundador de la Compañía.

Fue a partir del año 1977 que retomó una vida bomberil más activa, asumiendo el cargo de Consejero de Disciplina e integrando la Comisión Reforma del Reglamento, y la Comisión que coordinó las relaciones con la Colectividad Árabe; e incluso en los años 1983 y 1985, formó parte del equipo ganador de la Competencia Interna del Cuerpo “Comandante Alberto Ried Silva”.

El 4 de octubre de 1984, es elegido Director de Compañía, cargo que ocupa hasta diciembre de 1989, desarrollando una fructífera, inmensa y trascendente labor, siendo el mayor logro de su gestión la obtención del terreno de 5.000 metros cuadrados del Campo de Entrenamientos, para la institución y compañía. Pero no fue lo único, también hubo avances en la habilitación de distintas dependencias de nuestro cuartel, como baños, sala de juegos y casino, entre otras.

Durante su gestión como Director tuve el honor de compartir oficialidad en calidad de Secretario y luego Capitán de Compañía, y supe aquilatar sus conocimientos, su valer en la defensa de los principios, su don de la palabra justa, ponderada y cariñosa, como asimismo su inmenso y entrañable amor por su Compañía, su orgullo por la obra que había contribuido a construir, el respeto y apoyo al servicio activo, como fin del quehacer bomberil.

Durante su período de Director fue elegido por el Honorable Directorio en reiteradas ocasiones miembro de H. Consejo Superior de Disciplina.

Entre el año 1990 y el año 2015, desempeña el cargo de consejero de disciplina de la Compañía, por más de 20 años. Además, integra equipos ganadores de competencias internas y forma parte de distintas comisiones.

El 4 de agosto de 1992, recibe la Medalla Al Mérito de la Compañía, distinción que sólo los muy destacados y queridos han obtenido; y que da cuenta no solo de su labor, sino del reconocimiento que esta tiene, entre nosotros los voluntarios de la Cuarta Compañía, que en forma unánime buscamos a través de este premio demostrarle todo nuestro respeto, cariño, agradecimiento, por compartir con un gran hombre, un inmenso bombero, un Director, cuya gestión será recordada por siempre y por siempre valorada.

El 4 de agosto del año recién pasado, en nuestro Sexagésimo Quinto Aniversario, recibió el reconocimiento a sus sesenta y cinco años de servicios y a su calidad de Fundador de nuestra Compañía, pudo acompañarnos y celebrar este acontecimiento junto a su familia, compartiendo con todos nosotros su inmensa alegría.

Enrique, hace dos días al visitarte en el hospital y estar junto a ti, sentí que tuve la oportunidad de despedirme y al hacerlo representar a cada uno de voluntarios cuartinos y al estrechar tu mano y acariciar tu frente, demostrarte el inmenso cariño y agradecimiento que sentimos y en esa comunicación de silencios y mirada que se perdía, entendí que tú también te despedías, no solo de nosotros, sino que, a través de nosotros, de tu amada compañía.

Enrique, ya no escucharemos tu vozarrón en las sesiones, pero tus sabias palabras, que nos hacían presente los aspectos fundamentales, valóricos y éticos de la vida y del servicio voluntario bomberil, están grabadas a fuego en nuestras conciencia y corazón y sabremos transmitirlas a las nuevas generaciones, tratando de emular la intensidad, claridad, precisión y cariño con que tú nos entregaste tus enseñanzas.

Hoy en la despedida, lo razón nos señala que era el tiempo del merecido descanso, más aún, tu forma de ser, de vivir, nos lleva a pensar en la alegría de haber compartido tantos años de vida con este hombre excepcional, el orgullo de que fueras uno de nuestros fundadores, el reconocimiento a tu nobleza de gran hombre, profesional y bombero; sin embargo, nuestro corazón, siente el dolor de la inmensa tristeza, que solo sienten los hijos …… al partir su padre.

En la casa eterna encontraras a tus amados padres y hermanos, y así como hace más de sesenta y cinco años, habrá 4 amigos esperándote con alegría, para invitarte a participar de una nueva idea, saludos a Jorge Casa Cordero, los hermanos Galassi y Eugenio Devia y a todos quienes hicieron posible esta gran Cuarta Compañía.

 Buen viaje a la eternidad…… Enrique, ……..viejo querido.

 

ORDEN DEL DÍA / ACTIVIDADES
CITA A FORMACIÓN

Acto: Formación “48° Aniversario de la Brigada Juvenil Wasfi Haddad Valech” Fecha: Sábado 08 de Diciembre de 2018. Hora: 20:30 horas Lugar: Cuartel Tenida: Tenida Nº 1(Con guantes blancos)

SÍGUENOS EN: